6 sencillos pasos para hacer una bodega de lamina

Por Max Acero Monterrey | 9 Marzo 2022
Bodega de lámina construida con perfiles acanalados en paredes y techo.
Blog

Las bodegas de lámina son un tipo de construcción sencilla que sirve para almacenar objetos, mercancía o productos de toda clase en su interior, con la seguridad de que estarán a salvo de todos los males que pueden afectarlos en la intemperie. Resulta una solución fiable y económica para toda clase de negocios e industrias, que buscan encontrar un tipo de almacén accesible.

¿Quieres conocer cuáles son los pasos a seguir para construir una bodega de lámina? ¡Sigue leyendo para conocer los pormenores y materiales de acero que necesitas para hacerlo correctamente!

Bodegas de lámina galvanizada.

Las bodegas de lámina galvanizada son una opción popular debido a la sencillez que tienen para ser construidas, dado que la principal ventaja es que se trata de un material ligero que tiene una resistencia estructural sobresaliente, que permite la creación de techos e incluso muros, que le den sostén a un almacén, y brinden protección a los materiales que se refugien en el interior.

Por esta razón es que las bodegas o almacenes armados con esta clase de lámina de acero son de lo más común en el mercado industrial, dado que se pueden levantar en poco tiempo, garantizando que se cuente con un recinto seguro y estable, tanto para el refugio y actividades de los trabajadores, como para el almacenamiento de otros materiales.

Las razones para elegir una lámina galvanizada para la construcción de esta clase de sitios son muchas, las cuales pueden ser:

  • Costo de las láminas accesible
  • Se compra por lotes, lo que lo hace aún más económico
  • No se invierte tanto en su mantenimiento
  • Son fáciles de almacenar
  • Se instalan rápido
  • Pueden ser manejadas por una sola persona

Pasos para construir una bodega de lámina

Existe una serie de pasos que deben ser seguidos para lograr la construcción de una bodega de lámina de este tipo. El fin es conseguir un almacén lo más rápido posible, siendo eficientes tanto con el tiempo disponible como con los materiales que se tienen.

Al inicio se tiene que determinar el tamaño del área de trabajo para colocar la estructura metálica. En dicha superficie se colocarán los materiales y se trabajará en las uniones del esqueleto principal, sea con soldadura o mediante la aplicación de tornillos.
Conforme la estructura metálica principal va tomando forma, se determina que lados serán las entradas del almacén, en caso de existir más de una, para que se trabaje primero en esa cara del almacén y posteriormente se recubre el resto del esqueleto metálico.
Para la parte superior del almacén se debe de diseñar con un ángulo para que se eviten estancamientos y se facilite el desagüe de la lluvia, evitando así que dañe al acero con el que está conformada la estructura. En este mismo proceso se deben dejar espacios para las posibles ventanas.
Cuando las 4 paredes de una bodega de lámina estén terminadas, se debe cortar la lámina para montarla en un tornillo electrosoldado para mayor firmeza entre la lámina y la estructura principal del almacén.
Casi para terminar, cuando los muros son terminados, se deben levantar para ser unidos entre sí. Esta acción se debe de realizar contemplando la estructura del techo de lámina, aunque una de las acciones más preferidas es colocar el techo después de que los muros de lámina están completamente unidos.
Cuando el techo y los muros están terminados, se procede a la instalación de puertas y ventanas, las cuales pueden ser de materiales diferentes a la lámina.
Bodega de lámina con iluminación natural por el techo traslúcido.
Bodega de lámina iluminada con luz artificial en su interior.

¿Qué tipo de lámina es mejor?

Los materiales más utilizados para la construcción de una bodega de lámina comparten valores, pues se quiere contar con productos que tengan una resistencia física fuerte, pero que mantengan un peso ligero para que la estructura metálica ligera que sostiene toda la bodega, no sufra de sobrecargas.

Por esta razón, es que se prefiere principalmente a las láminas de acero como los elementos más visibles en una de estas bodegas, pero además de estos materiales, también se llegan a ocupar muchos perfiles de acero, tanto comerciales como estructurales.

En este apartado, se aprovechan materiales como las vigas CPS, el monten de acero o los perfiles HSS. Todos ellos comparten que son productos que se especializan en construcciones ligeras, siendo ocupados en grandes cantidades para armar el techo, las columnas o todo el esqueleto metálico necesario para construir.

En Max Acero Monterrey, ayudamos a múltiples proyectos a cumplir con sus metas, al proveer de los materiales de construcción con mejores características para ellos. ¿Quieres comprar láminas galvanizadas? ¡Ponte en contacto con nuestras ejecutivas! Llama y consigue una cotización gratis de los materiales que buscas.

¿Necesitas una cotización?

Conoce más sobre los productos mencionados en este blog

Suscríbete a nuestro boletín y recibe nuestras mejores ofertas